AVISOS

Hemos abandonado el calendario de inicio de curso. Los alumnos de acceso a ciclos no están viniendo, así que nos vemos obligados a adaptar el calendario "sobre la marcha" para los alumnos de acceso a la universidad.
Hemos renovado la web de la escuela de adultos de Villena. Parte de los materiales de este blog se pueden encontrar en:
https://epavillena.es

viernes, 29 de enero de 2016

Saber hacer: comentar una tabla de datos

Cómo comentar una tabla de datos

Como hemos dicho en otras ocasiones, recomendamos seguir la rutina que explicamos en otra entrada de este mismo blog: trabajar siguiendo los tres pasos "Identificación", "Lectura" y "Comentario".

En esta entrada encontrarás un ejercicio resuelto, presentado de manera que se combina el texto de la respuesta con la explicación (en recuadros) del proceso seguido para elaborarla.


Ejercicio resuelto.
Comenta la siguiente tabla y señala las principales características del mercado energético en España.

PRODUCCIÓN, CONSUMO Y AUTOABASTECIMIENTO DE ENERGÍA PRIMARIA. 2000.


Producción
%
Consumo
%
Autoabastecimiento
Carbón
29,4
18,2
28,5
Petróleo
0,78
53,2
0,3
Gas natural
0,52
12,5
1,0
Energía hidráulica
8,9
2,4
100
Energía nuclear
57,14
13,3
100
Otros
3,2
0,3
100
Ejemplo procedente del examen de Acceso a la Universidad de la Universidad Miguel Hernández, año 2006.

Propuesta de respuesta.
IDENTIFICACIÓN.
Nuestra primera tarea es entender el cuadro. ¿Qué significa cada dato? Lo que escribimos es, ni más ni menos, que el resultado de esa pregunta. Y lo escribimos porque servirá de introducción a nuestra respuesta y demostrará a quien corrige que hemos entendido los datos que se nos ofrecen.

El cuadro presenta algunos datos básicos del mercado de la energía en España en el año 2000. La columna “Producción” presenta los correspondientes a la producción energética española, en forma del tanto por cien que representa cada una de las formas de energía en el total de producción. La columna “Consumo” hace otro tanto al respecto del consumo energético, mientras que la última columna muestra el nivel de autoconsumo energético español (es decir, el porcentaje de energía de producción propia en el total de energía consumida).

LECTURA.
Hemos de leer/observar con atención la gráfica, mapa o tabla con el fin de encontrar los datos más significativos, es decir, aquellos en los que basaremos nuestro comentario. En esta parte de la respuesta, que llamamos “Lectura” ponemos por escrito los resultados de esa búsqueda de datos. Pero no hemos empezado aún a sacar conclusiones propias

El cuadro muestra que más de la mitad (57,14%) de la energía producida en España ese año fue energía nuclear, mientras que algo menos de un tercio (29,4%) fue carbón. El resto de las fuentes de energía propias tiene poca importancia, destacando quizá el 8,9% de energía hidráulica. Los datos de consumo muestran una realidad muy diferente. En efecto, más de la mitad de la energía consumida (53,2%) ese año en España fue energía procedente del petróleo, mientras que a mucha distancia se situaron otras formas de energía que podemos considerar secundarias en comparación con el petróleo: carbón (18,2%), nuclear (13,3%) y gas natural (12,5%). La combinación de ambos tipos de datos muestra un contraste muy evidente: España consume, sobre todo, un tipo de energía del que no es productora. El porcentaje de autoabastecimiento (0,3%) es casi nulo.

ANÁLISIS.
Es la parte, por decirlo así, “creativa” de la respuesta. Una vez identificada la fuente de información y leídos los datos, pasamos a elaborar el comentario propiamente dicho. Obviamente, cuando hay una pregunta (como es el caso), debemos orientar nuestro comentario hacia lo que nos preguntan.
Es importante citar o incluir en el texto referencias a los datos de la tabla, gráfica o mapa. Es una forma de hacer ver que tenemos en cuenta la información que nos proporcionan y que sabemos trabajar con ella.
Estos datos muestran un claro desequilibrio en el mercado energético español y, con él, en toda la economía del país. España es, en efecto, muy dependiente de los suministros energéticos del exterior, lo que tiene como consecuencia una situación de debilidad para la economía española, puesto que no puede controlar uno de los principales factores productivos. Incrementos del precio del petróleo, decididos por los países productores, significan inmediata subida de los costes de producción para la economía española. Siendo el petróleo la principal fuente de energía, es destacable también el bajo nivel (1%) de autoabastecimiento en gas natural, que si bien supone un consumo del 12,5% del total, muy por debajo del consumo de petróleo, es una fuente muy sensible en cuanto que se emplea, cada vez más, como energía para la calefacción doméstica, con el impacto que una eventual subida de precios supone para las economías familiares.
Situación contraria presentan las energías nuclear, hidráulica y el conjunto llamado “Otras”, que incluye, probablemente, al sector de las renovables (solar, eólica, mareomotriz, etc.). En todas ellas, España consigue el completo autoabastecimiento (100%), lo cual es siempre deseable para toda economía. Pero el conjunto de estas energías suponía, en el año 2000, solamente el 16% del total de la energía consumida. Parece claro que la estrategia de futuro de la economía española debería ser el desarrollo de estas fuentes de energía. Con ello, el beneficio sería doble: reducir la dependencia energética del exterior, por un lado, y reducir el impacto ambiental de la quema de combustibles fósiles, por otro.

No hay comentarios:

Publicar un comentario